5 consejos importantes para correr en temporada de calor

Si eres de ese tipo de personas que te da igual la época del año para salir a correr, que sales aunque llueva, truene o que haga calor, es que eres runner. Los runners o corredores, como toda la vida se les ha llamado, son aquellas personas que disfrutan saliendo a la calle a hacer ejercicio, prefieren correr por caminos, parques o calles en vez de hacerlo en la cinta de un gimnasio. Uno de los problemas que tiene esta actividad, es cuando llega la época veraniega, en la que el calor pega con fuerza. Por eso para todos aquellos corredores o personas que quieren iniciarse en este deporte, vamos a darle 5 consejos importantes para correr en temporada de calor.

5 consejos importantes para correr en temporada de calor

Horario

Sabemos que muchas personas corren o hacen ejercicio en el horario que sus jornadas laborales le dejan, pero es importante que en verano se eviten sobre todo las horas en las que el sol está radiando más calor. Por eso las mejores horas para salir a correr son por la mañana, en el momento que empieza a amanecer, o al atardecer. En estas horas se corre muy bien, se disfruta del entrenamiento y no se sufre por el calor que puede haber si salimos al mediodía o a las 6 de la tarde.

Hidratación

La hidratación es muy importante, no solo para salir a correr, sino para nuestra vida diaria. Los corredores habituales deben tomar al menos 3 litros y medio de agua al día para rendir correctamente. Antes de salir a realizar tu entreno, tómate entre uno o dos vasos de agua. De esta manera sabrás que vas a estar hidratado. Si vas a correr distancias largas, de más de 45 minutos, te recomendamos que te lleves una botella de agua. Hoy en día hay muchos utensilios para poder llevar tu botella de agua sin que te moleste, pudiendo hidratarte cuando te haga falta.

Ruta

Si no puedes permitirte el lujo de correr en un horario en el que el sol no pegue tan fuerte, deberás de buscar rutas por tu ciudad que tengan sombra. Si eres un corredor asiduo sabrás por donde puedes coger y por donde no para hacer una buena carrera. Sin embargo, si tienes pensado empezar a correr por la calle, puedes pasear antes por tu ciudad y estudiar un poco el terreno, incluso existen aplicaciones por internet en la que los usuarios recomiendan rutas por dónde coger.

Comida

Si vas a salir a correr, evita comer excesivamente antes de la carrera. Cuando hacemos la digestión, el organismo envía parte de la sangre del cuerpo al sistema digestivo, por lo que si hacemos un entrenamiento intenso, podemos tener un corte de digestión. Lo ideal es que si vas a correr después de cenar, por ejemplo, comas alguna ensalada o hidratos que vayas a procesar más rápido que proteínas o grasas.

Vestuario

En ocasiones, he visto a muchas personas corriendo con pantalones largos y sudaderas en pleno verano y a horas en las que el sol todavía quema. Todavia existe la creencia en la que se piensa que cuanto más se sude, más se pierde, pero lo que conseguimos es deshidratarnos más rápido, aumentando las posibilidades de que se origine una insolación o nos dé un golpe de calor en medio de una carrera. Por eso, para salir a correr en temporada de calor, lo ideal será utilizar unas mallas cortas o unas calzonas, y por arriba únicamente una camiseta térmica, que transpire bien.

Read More

Las 8 reglas básicas para adelgazar en verano

Cuando se va acercando el verano y empezamos a sacar el vestuario del año pasado, ocurre a veces que mucha de la ropa que nos vamos a poner nos quedan un poco ajustadas por lo que decidimos perder esos kilos de más que hemos ganado.

Mujer delgada

Para perder peso lo principal es ante todo no perder la cabeza, ya conocemos casos de personas que buscando estar en la línea dejan de lado su salud y empiezan a hacer régimen eliminando muchos nutrientes de su alimentación. Lo ideal es buscar información sobre dietas sanas para adelgazar y poder estar en forma sin poner en riesgo su bienestar. Si realmente quieres adelgazar a conciencia, te vamos a proponer 8 reglas básicas para adelgazar en verano:

Regla 1: Desayuna

Uno de los fallos más comunes que realiza la gente cuando quiere adelgazar rápido es saltarse comidas, entre ellas el desayuno. El desayuno es considerado la comida más importante del día. Si te pones a analizar bien, pasan al menos 8 horas desde la cena, el cuerpo, aunque ha estado en reposo, necesita mucha energía para enfrentarse al trabajo o a los estudios. Esta necesidad se agrava cuando la cena también ha sido muy liviana o inexistente.

Por eso, cuando vayamos a desayunar, hay que hacerlo bien, con alimentos que aporten energía, como las frutas o los cereales, siempre y cuando estos no tengan azucares añadidos. Toma también un vaso de agua antes de desayunar, ya que te ayudará a limpiar tu tránsito intestinal.

Regla 2: Hidratación

Otra de las reglas a seguir, no solo para conseguir perder peso de cara al verano, sino también para llevar una vida saludable, evitar enfermedades y sentirse con más fuerzas es hidratarse. El agua en nuestro organismo va a ayudar a que eliminemos toxinas y que nuestro metabolismo se acelere, ayudando a la quema de calorías. Se recomienda tomar al menos entre 2 y 3 litros de agua en un día.

Un truco que puedes seguir para hacer esto, es llenar dos botellas de agua de litro y medio y ponerle tu nombre. Te la tendrás que haber bebido al terminar el día. Recuerda que si vas a practicar deporte intenso, estos 3 litros pueden aumentarse.

Regla 3: Dieta equilibrada

Adelgazar no consiste en desnutrirse. Estamos acostumbrados a seguir dietas adelgazantes que nos restringen alimentos que son buenos para nuestra salud ocasionando déficits en vitaminas, minerales e incluso nutrientes esenciales. Es recomendable seguir una dieta equilibrada, en la que haya tanto verduras y frutas, como carnes, pescados e hidratos.

Regla 4: Frutas

Si eres de esos que siempre tienen el gusanillo en el estómago y quieres evitar comer entre horas, existe una regla básica para ti: cómete una pieza de fruta. Las frutas tienen muy pocas calorías, son muy saciantes y contienen bastante agua, por lo que suponen un aperitivo excelente para evitar el picoteo y aguantar bien a la siguiente comida.

Regla 5: Las 5 comidas

Para explicarte esta regla, tienes que tener presente que nosotros aunque nos hayamos diferenciado del resto de los animales, no dejamos de serlo. Cuando comemos únicamente una comida al día, dos a lo sumo, nuestro organismo ve que existe una escasez de alimentos, por lo que todos los alimentos que va a consumir van a reservarse en forma de grasas para evitar desnutrirnos. Sin embargo, cuando realizamos cinco comidas al día, nuestro cuerpo piensa que en el lugar donde nos encontramos tenemos comida suficiente, por lo que no hace falta guardar nada, y solamente va a absorber de los alimentos lo que necesita en ese momento, desechado el resto.

Con este ejemplo se ve que cuando comemos más veces al día, en cantidades más pequeñas, vamos a desprendernos de todo lo que no necesitamos, incluyendo esos kilos de más.

Regla 6: Cena

La cena al igual que el resto de comidas es importante, tanto lo que vas a comer en ella, como cuándo lo vas a comer. Muchas personas tienden a cenar y acto seguido acostarse para dormir. Esto es un error porque la comida no se va a conseguir digerir correctamente, además que no nos sentiremos descansados cuando nos vayamos a levantar. Lo ideal es realizar esta comida al menos 2 horas antes de irse a la cama, para que el cuerpo ya haya procesado bien la comida.

La cena además deberá ser ligera, sin nada de grasas o alimentos procesados. Entre las cenas ideales para perder peso se encuentran las ensaladas, los filetes de pollo a la plancha o verduras.

Regla 7: Ejercicio físico

No podemos pretender perder peso de manera saludable si no realizamos algún tipo de ejercicio físico. Cuando hablamos de hacer alguna actividad física, no hace falta que corras durante 1 hora seguida, o te apuntes a una clase de spinning o zumba, simplemente yendo a caminar durante media hora puede servirte para bajar peso. Cuando ya vayas bajando, tu cuerpo será el que te pida realizar más actividades por sí solo, pero a priori, con media hora será más que suficiente.

Regla 8: Descansa

Esta es quizás la regla más olvidada. Por norma general, son muchos los que duermen apenas 5 horas, dejando el cuerpo sin fuerzas ni energía. Esto se traducirá más tarde en que el organismo reservará todos los nutrientes que vayas ingiriendo, para no encontrarse fuera de juego, por consiguiente, no perderás peso. Organiza tu tiempo de trabajo, de ejercicio y de vida social para que puedas descansar un mínimo de entre 7 a 8 horas, tu cuerpo te lo agradecerá.

Read More

Los 5 países más cálidos del mundo

Existen lugares en el mundo en los que no nos gustaría estar por sus altas temperaturas. En estos países la vida es muy complicada, ya que son regiones áridas, con muy poca vida, tanto vegetal como animal. Las épocas de lluvia son inexistentes o solo duran unas pocas semanas, por lo que les cuesta vivir de los recursos ganaderos y agrícolas, puesto que las sequias dificultan estas labores Si quieres conocer los 5 países más cálidos del mundo, a continuación te presentamos nuestro Top 5.

  1. India

La situación geográfica de la India hace que incluyamos a este país como uno de los más calurosos. La India se encuentra entre el desierto del Thar y el Himalaya, por lo que se da un fenómeno ambiental de cortavientos, es decir, los aires cálidos del desierto llevan hasta el país, pero no pueden seguir avanzando ya que el Himalaya les corta el paso, por lo que el aire se recalienta dando temperaturas en invierno de 30 grados, mientras que este número se dispara en los meses de verano.

India

  1. Arabia Saudí

En Arabia Saudí se reúnen en un mismo país 4 desiertos diferentes que hacen prever que en esta región la vegetación y las formas de vidas son casi mínimas. Aquí únicamente encontraremos plataformas petrolíferas ya que en dichos desiertos, además de abundar la arena, también se encuentran las mayores reservas de petróleo del mundo. También nos encontraremos en su capital, rascacielos y zonas de lujo, pero en estos lugares donde el aire acondicionado y las piscinas privadas no escasean, no notarán las máximas de 54 grados que se alcanza en verano.

arabia

  1. México

Hablar de México, es hablar de un país que se encuentra dividido entre dos climas contrapuestos. Por un lado podemos encontrarnos en las zonas de montaña temperaturas que bajan hasta los 0 grados, hasta lugares con un clima más caribeño que pueden superar con facilidad los 50 grados. Lo que hace a México uno de los países más cálidos del mundo es su sensación térmica. La temperatura del aire, y la humedad reinante en los climas tropicales, hacen que en este país nos sintamos como si estuviéramos a una temperatura de 60 grados.

mexico

  1. Iraq

Para los habitantes de Iraq, vivir en este país no es para nada fácil. Además de tener que enfrentarse cada día a los estragos de la guerra en su país, deben de hacer frente a las altas temperaturas que asola la región. La temperatura media de este Iraq ronda los 40 grados, teniendo una humedad bajo mínimos, y sufriendo periodos extremadamente largos en los que no cae nada de agua. Las peores temperaturas se viven en verano, rozando una media de 54 grados.

iraq

  1. Libia

Finalmente, en el primer puesto dentro de los países más cálidos del mundo, nos encontramos a Libia. La razón para que esta región sea la más calurosa, se llama Azizia y es un desierto que se encuentra a unos 40 kilómetros de la capital y en el que registran temperaturas superiores de 50 grados.

Libia

Hace algunas décadas se registró, (aunque para según algunos científicos la medición no fue exacta) una temperatura de 57 grados. Errónea o no, se tiene constancia de que la temperatura no desciende de 50 grados.

Para más información te recomendamos este mágnifico artículo: http://www.skyscanner.es/noticias/los-10-paises-mas-calidos-del-mundo

Read More

7 Consejos para mantenerte hidratado en temporada de calor

Cuando el sol empieza a pegar fuerte y comenzamos a desprendernos de la ropa de invierno para ponernos otra más ligera, es cuando sabemos que el verano pronto hará acto de presencia, y con él, el calor.

Agua

El calor en verano tiene sus ventajas, como tener más ganas de salir a la calle, ver a los amigos, tomar una cerveza con ellos en una terraza o ir a la playa con la familia, pero también tiene sus consecuencias negativas, como por ejemplo los golpes de calor o la deshidratación. Desde aquí queremos darte 7 consejos para mantenerte hidratado en temporada de calor, evitando que pases un mal trago debido a la insolación y puedas disfrutar del verano como más te gusta.

Consejos para hidratarte

El agua es uno de los elementos más importantes que encontramos en nuestro organismo, además de ser el que más abunda, siendo un 60% de nuestra composición. Este elemento ayuda a que ciertas funciones del cuerpo se lleven a cabo correctamente, como por ejemplo la respiración, o al transporte de oxígeno y nutrientes por el flujo sanguíneo. También ayuda a regular la temperatura corporal, por lo que se hace primordial que nuestro cuerpo esté bien hidratado para evitar sobrecalentarnos y sufrir golpes de calor.

Estar hidratados es algo muy sencillo, aunque son cientos las personas que al año sufren insolación o golpes de calor por no haber tomado el agua suficiente. Para no caer en este error sigue estos 7 consejos:

  1. Se recomienda que se beba al menos 2 litros de agua al día. Esto no quiere decir que tienes que levantarte y tomarte los dos litros de un trago, sino que deberás de repartirlos a lo largo de la jornada. Si vas a hacer deporte o a realizar alguna actividad física intensa, tendrás que aumentar de un litro, a litro y medio la cantidad que bebas, pues gastarás más agua.
  2. Si vas a salir de casa en horas en las que el sol se encuentra en todo lo alto, será recomendable que salgas con una botella en el bolso o en la mano. De esta manera te aseguras que en el momento que quieras puedes beber un sorbo de agua y calmar la sed. Además, si se te agota el agua, siempre puedes rellenarla en un bar o en alguna fuente que tenga agua potable.
  3. Si te sientes con mucha calor, prueba a refrescarte en una fuente. El organismo no solo se hidrata por medio de la ingesta de líquidos, sino que también absorbe agua por medio de la piel. Por eso, cuando estés cerca de una fuente, mójate los brazos y la cabeza, lo agradecerás.
  4. Aunque en verano solemos estar en las terrazas de los bares pidiendo bebidas alcohólicas como cócteles, estos en vez de hidratarnos, lo que consiguen es el efecto contrario, ya que el alcohol en estas bebidas absorbe agua para su digestión, dejando al organismo deshidratado. Por eso evita no beber este tipo de bebidas.
  5. Una buena forma de estar siempre hidratado es comiendo frutas. Las frutas contienen una gran cantidad de agua, sobre todo las de temporada como las naranjas, las sandias y los melones. Puedes degustarlas tal cual, o incluso hacer cocteles sin alcohol con el zumo de las frutas y un poco de limonada. Estarás hidratando el cuerpo y además aportándole minerales que el cuerpo está expulsando por la sudoración.
  6. Los gazpachos son un alimento ideal para esta época del año, son muy refrescantes, hidratan y además aportan muchas vitaminas y minerales al organismo. Te aconsejamos que si estás en una terraza, pidas un buen gazpacho, te refrescará más que cualquier otra bebida.
  7. Como último consejo para estar bien hidratados, es que pruebes a realizar en casa diferentes tipos de ensaladas. Estas comidas son muy ligeras y sobre todo, los ingredientes suelen tener grandes cantidades de agua, como es el caso de las lechugas o los pepinos. Ve probando cuál es la ensalada que más te gusta y tómalas como acompañante en las comidas o en las cenas.

Read More

Cómo prevenir y evitar un golpe de calor: Consejos prácticos

Cada año el número de casos que se dan de golpes de calor aumenta considerablemente. Esto puede ser debido a que se está produciendo un aumento paulatino de la temperatura debido al conocido calentamiento global, que ocasiona que los termómetros suban algunas décimas de un verano a otro, pero también puede ser ocasionado por la desinformación de muchas personas de cómo prevenir y evitar un golpe de calor. Por eso, vemos necesario mostrarle al lector unos consejos prácticos para disfrutar del verano sin tener riesgo de insolación.

Prevenir golpe de calor

Golpe de calor, ¿en qué consiste?

Cuando llega la época veraniega las temperaturas suben, con lo que el cuerpo debe de adaptarse a este cambio. El organismo empieza en este momento un mecanismo de defensa para que sus órganos sigan funcionando correctamente. Esta técnica para conseguir regular su temperatura interior consiste entre otras, en una aceleración de las pulsaciones, con el fin de que el oxígeno llegue más rápido a las células y no sufran este calentamiento, igualmente se produce la sudoración, que no es otra cosa que la forma que tiene el cuerpo de enfriarse.

El problema del golpe de calor es cuando este proceso se colapsa, bien porque no estamos bien hidratados debido a que el cuerpo no puede sudar porque no tiene suficiente agua, o porque la temperatura es tan alta que nuestro cuerpo no aguanta más produciéndose desmayos o en el peor de los casos fallos cardiorrespiratorios.

Los golpes de calor pueden darse a toda la población, pero son las personas mayores y los niños los que más cuidado tienen que tener, siendo muchos los casos de este tipo de personas que pierden la vida debido a una insolación.

¿Cómo detectar un golpe de calor?

Es importante que nunca se llegue a sentirse los síntomas de un golpe de calor, ya que podría suponer que su cuerpo ha empezado a verse afectado por este. Cuando nos sentimos cansados incluso al realizar una actividad o caminata que estamos acostumbrados a hacer, tenemos mucha sed, con la boca pastosa, o empieza a dolernos la cabeza, tenemos que prever que estamos sufriendo un desgaste físico debido a las altas temperaturas.

Los golpes de calor no son para tomárselos en broma. En España por ejemplo, el número de fallecidos por insolación supera las 20 personas y si contamos las victimas de todo el mundo aumenta hasta los miles. Por eso, debemos de tener precaución y cuando nos sintamos mareados, con el pulso acelerado, con fiebre o con muy poca fuerza, tendremos que hidratarnos, refrescarnos, o si fuese necesario, pedir ayuda para que nos socorran.

 ¿Cómo prevenir y evitar un golpe de calor?

Antes de que se den los síntomas que hemos descrito más arriba, poniendo en riesgo su salud, es preferible evitar en la medida de lo posible que pueda verse afectado por una insolación, por eso siguiendo los consejos que te vamos a enseñar, vas a conseguir prevenir que las altas temperaturas te jueguen una mala pasada.

  • Las horas más desaconsejadas para salir en verano suelen ser la franja comprendida desde mediodía hasta unas dos horas antes de la puesta de sol. Es en este momento cuando el sol se encuentra más alto y sus rayos generan más calor. Por eso, en estas horas, no salgas a la calle si no es necesario y mucho menos hagas ejercicio físico.
  • Si tiene una urgencia y debe salir obligatoriamente de casa, recuerde coger por lugares con sombra. La diferencia entre estar a pleno sol y debajo de una sombra puede llegar a ser de 5 grados según el día, una oscilación de temperatura que puede aliviarle del calor.
  • Beba mucha agua. Tenemos la mala costumbre de beber únicamente cuando sentimos la sensación de sed, pero debemos evitar esto, ya que cuando nuestro cuerpo nos está pidiendo agua, es que ya se encuentra deshidratado. Si va a salir a la calle, llévese una botella de agua, o si fuese necesario, cómprela en un supermercado. La cantidad de agua deberá de aumentar si realiza ejercicio físico.
  • Si le gusta hacer deporte en la calle, como montar en bicicleta o correr, le recomendamos que lo haga a horas tempranas o cuando el sol está empezando a caer, incluyendo por la noche. A estas horas la temperatura ha disminuido, por lo que no correrá riesgo de insolación.
  • Utilice ropa ligera para sus paseos, intente que no sean de colores oscuros, ya que el calor se sentirá mucho más. Lleve una gorra o sombrero para proteger la cabeza.
  • Si va en coche, vaya observando la temperatura del interior, ponga el aire acondicionado o abra las ventanas, pero en el momento que vaya a salir del coche, haz que el cambio de temperatura no sea muy brusco, ya que puede generar un shock en el cuerpo. Por eso, si tiene previsto que en 5 minutos va a llegar a su destino, vaya reduciendo el aire acondicionado, con tal de que no se dé este cambio.
  • Cuando vaya paseando por su ciudad y esta tenga fuentes con agua clara y limpia, puede refrescarse en ella.
  • No bebas bebidas alcohólicas a las horas en las que el sol es más incipiente, ya que este tipo de bebidas deshidratan por lo que el riesgo de golpe de calor aumenta. Es preferible beber refrescos, zumos, agua o incluso gazpachos, que ayudan a hidratar el cuerpo y además le aporta al organismo nutrientes y minerales que ha expulsado por la sudoración.

Read More